Moción del Grupo Municipal del PSOE de protección ambiental mediante registro y plan de actuación sobre fibrocemento en Lena

Moción del Grupo Municipal del PSOE de protección ambiental mediante registro y plan de actuación sobre fibrocemento en Lena.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El pasado 8 de marzo de 2017, la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a, en primer lugar, “llevar a cabo una auditoría sobre la cantidad y situación de las tuberías de fibrocemento existentes en las conducciones y redes de agua potable del conjunto de España” y contó con el respaldo de todas las formaciones salvo el PP.

A partir de ahí, se procederá a “elaborar y aprobar un Plan de Eliminación de las Conducciones de Agua Potable de Fibrocemento, estableciendo un horizonte temporal a partir del cual estará totalmente prohibida la existencia de este tipo de redes perjudiciales para la salud”. Aunque no se pone fecha la iniciativa no debería superar los cinco años.

La directiva europea 2003/18/CE prohíbe sus usos y comercialización y se marca su sustitución por otros materiales dada su potencial peligrosidad en el tiempo.

Debido a lo extendido de su uso, en el Real Decreto 396/2006 se establecen estrictas medidas de seguridad aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto.

La demolición de elementos en fibrocemento que contengan asbestos (amianto) es muy peligrosa y debe estar estrictamente controlada, ya que las microfibras de asbesto inhaladas elevan enormemente el riesgo de un tipo muy concreto de cáncer de pleura llamado mesotelioma (entre otras enfermedades).

Se calcula que se superan los 40.000 kilómetros de tuberías en toda España. Es el remanente español en datos –en 2012– de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamientos (AEAS). La revolución del amianto en la segunda mitad del siglo XX sembró el país con unos 150.000 kilómetros. Hoy esos elementos de construcción están hoy prohibidos. Queda un puñado por retirar. Y el principio de precaución aconseja sustituir “de manera urgente” estas conducciones. La ley marca una excepción en instalaciones con “vida útil”, considerada en 40 años de media. Casi toda la red nacional supera esa edad, y muy buena parte de la red de aguas de Lena también.

En España, partir de 2002 quedo prohibido el uso y comercialización de todo tipo de amianto en la industria del fibrocemento. Pero nos ha quedado un cuantioso legado de materiales a base de este material, sobre todo en forma de elementos constructivos. De la magnitud del problema son exponente la cantidad de chapas de uralita que a simple vista podemos observar en el concejo de Lena.

En La Pola, el pasado septiembre, la tubería de agua del barrio de Santa Cristina rompió tres veces, en tres días distintos, y en una de esas ocasiones provocó una peligrosa fuga de gas que obligó a desalojar tres edificios del barrio durante toda una mañana. A día de hoy, los grupos políticos municipales no tenemos información alguna de las medidas finalmente adoptadas para el arreglo de la tubería. Se anunció la instalación de una válvula pero no se facilitó información sobre si la citada válvula se instaló ni por qué coste.

Recientemente, en La Barraca acaba de volver a romper otra vieja tubería de fibrocemento, y también en la carretera de Tiós, dejando a los vecinos de La Barraca y de Campomanes durante muchas horas sin abastecimiento de agua.

Ante la falta de fechas concretas que nos sirvan de guía, el Grupo Político Municipal del Psoe de Lena consideramos que es necesario ir actuando, y no sólo contra las tuberías, por lo tanto proponemos al Pleno para su aprobación la siguiente Moción:

  1. El Ayuntamiento de Lena iniciará en 2018 un estudio que permita localizar edificios públicos y privados y conducciones de agua que aún presenten riesgos de amianto en el concejo, elaborando posteriormente un registro y un plan de trabajo para eliminarlo y solicitar las subvenciones que la Unión Europea está concediendo para su eliminación.
  2. El Ayuntamiento de Lena solicitará al Gobierno del Principado de Asturias que lleve a cabo una auditoría sobre la cantidad y situación de las conducciones de agua potable y construcciones de fibrocemento existentes en las redes de agua potable y elabore y apruebe un Plan de Eliminación que establezca un horizonte temporal a partir del cual estarán totalmente prohibida la existencia de este tipo de redes perjudiciales para la salud, buscando la colaboración de otras administraciones públicas y que pida a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que impulse convenios de colaboración entre los ayuntamientos que puedan tener infraestructuras públicas con amianto o derivados de éste.
  3. Enviar este acuerdo a la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente.

En La Pola, a 16 de enero de 2018.

FDO: DANIEL SÁNCHEZ BAYÓN

PORTAVOZ GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA.